domingo, 3 de enero de 2016

La utilidad clínica del Desmodio


 
El Desmodium y la experiencia milenaria en su uso medicinal
________________________

Los curanderos tradicionales del África ecuatorial y América Latina emplean el Desmodium adscendens para tratar las enfermedades del hígado y los ataques de asma. También dan un té hecho con sus hojas en caso de nerviosismo o para tratar las infecciones vaginales por medio de un baño.

Un estudio en el que se entrevistó a más de 8.000 indígenas de diferentes partes de Brasil mostró que es el remedio más popular para tratar la malaria mediante la decocción de las raíces secas. 

Los nativos de la tribu Garifuna, Nicaragua, utilizan decocciones de las hojas para tratar la diarrea y las enfermedades venéreas y para facilitar la digestión.

En África, el Desmodium se utiliza tradicionalmente para proteger el hígado. Los curanderos tradicionales utilizan en el tratamiento de diversas enfermedades hepáticas como la hepatitis viral y para controlar los ataques de asma.

El Desmodium, o Desmodio, es una planta rastrera con largos tallos que se enrollan alrededor de las palmeras aceiteras o de los cacaoteros.

A principios de la década de 1960, el médico francés Pierre Tubéry y su mujer, la doctora Anne-Marie Tubéry-Crauzes, que ejercían la medicina en un ambulatorio fundado en Camerún por los Hermanos y Hermanas del Sagrado Corazón de Jesús, pudieron recoger el testimonio de varios europeos que se habían curado en pocas semanas tras sufrir hepatitis graves.

Con la ayuda de un enfermero camerunés identificaron la planta que habían usado los curanderos tradicionales, que no era ni más ni menos que el Desmodium adscendens.

De vuelta a Francia, en la Universidad de Toulouse, empezaron a investigar sobre esta planta. El análisis de los principios activos dio muestras de una importante concentración en alcaloides (isovitexina, entre otros), saponinas, antocianinas y flavonoides.
 
 
 
Numerosos ensayos clínicos emprendidos en Francia, Inglaterra, Canadá y en algunos países del África ecuatorial confirmaron que esta planta no sólo actúa en el tratamiento de disfunciones hepáticas (problemas del hígado), sino que también tiene otras dos indicaciones principales: la protección del hígado durante tratamientos médicos de larga duración (por ejemplo, quimioterapia) y en casos de alergia.

En Ghana, el Centro de Investigación Médica de plantas medicinales lo utiliza en enfermos con asma, mientras que en Costa de Marfil, Camerún y Senegal, se utiliza para tratar las úlceras de estómago y el estreñimiento.

Su capacidad para normalizar niveles elevados de enzimas del hígado, la acción relajante sobre las fibras musculares lisas, sus propiedades broncodilatadoras y también antihistamínicas han sido probadas.

De inmediato, el remedio se erigió como el tratamiento natural más eficaz en la lucha contra los ataques que sufre el hígado, ya fueran virales o químicos, y sobre todo como consecuencia de una intoxicación alcohólica o medicamentosa.

-          Propiedades hepatoprotectoras

Estudios en animales muestran que el Desmodium adscendens disminuye la hepatotoxicidad que ocasiona el tetracloruro de carbono al disminuir el nivel de transaminasas, que son el marcador del daño hepático.

Se ha puesto en evidencia el efecto beneficioso sobre las transaminasas administrando durante 4 días, por vía oral, una decocción de Desmodium adscendens (equivalente a 100 mg de planta seca por kg) que disminuye de manera significativa la alanina transferasa (GPT).

El Desmodium se utiliza en Francia por algunos médicos en el tratamiento de la hepatitis viral.  Si se comienza a administrar el Desmodium antes del tercer día de ictericia, a los 5 días la piel y la orina vuelven a su color normal. Después de este período, las transaminasas GOT y GPT, que de promedio antes del tratamiento eran 730 y 640 unidades respectivamente, se redujeron hasta 65 y 58 (lo normal son entre 30 y 25). En este caso, aun harían falta veinte días más para lograr volver a los niveles normales.

Cuando se comienza la administración de Desmodium entre el tercer y el décimo día tras la aparición de la ictericia, las transaminasas caen por debajo de un tercio de su valor entre el primer y el décimo día de tratamiento. En los casos que inician el tratamiento con posterioridad, los resultados son variables y la normalización no se produce en todos los casos, algunos se convierta en la hepatitis crónica autoinmune. Cuando se realiza la normalización, se tarda en alcanzarla entre dos a cuatro meses.
 
 
 
       
-          Actividad sobre los pulmones

Los curanderos tradicionales en Ghana durante mucho tiempo han usado las hojas del Desmodium para tratar el asma bronquial. 

Este tratamiento es tan eficaz que ha atraído la atención de la comunidad científica. En 1977 se realizó un estudio clínico observacional.  Se demostró que dos cucharadas diarias de polvo de hojas secas de Desmodium en té produjo la mejoría y remisión del asma en la mayoría de los pacientes tratados.

Para tratar de comprender las propiedades del Desmodium sobre el asma, los científicos han efectuado diversos estudios con animales.  En diez estudios diferentes, observaron que el Desmodium interfiere con la producción de numerosos productos químicos que normalmente se liberan durante un ataque de asma. Estas sustancias se conocen como espasmógenos porque causan contracciones en los pulmones. Estos son la histamina, que desencadena la respuesta alérgica, y los leucotrienos, conocidos por potenciar la broncoconstricción y aumentar la producción de moco en las vías respiratorias.

El Desmodium no actúa como un antihistamínico, pero inhibe la acción de la histamina sobre el músculo liso y por lo tanto, reduce la constricción de las vías respiratorias y los pulmones.

Muchas sustancias y alérgenos pueden causar una reacción alérgica con riesgo vital, llamada anafilaxia. Varios estudios realizados en animales han demostrado que el Desmodium tiene una acción antianafiláctica frente a muchas sustancias conocidas por desencadenar estas reacciones alérgicas.

La broncoconstricción es una respuesta de las vías respiratorias por la que se comprime o estrecha la luz bronquial, causando dificultad en la respiración en respuesta a diferentes estímulos y alérgenos. Esta reacción es característica del asma y la anafilaxis.

Los investigadores han observado que Desmodium tiene un efecto relajante sobre los tejidos pulmonares e inhibe las contracciones y constricciones inducidas por diferentes sustancias. 

Las pruebas han demostrado que el efecto de relajación de los músculos bronquiales se produce muy rápidamente (en uno o dos minutos).

El Desmodium también activa los canales de potasio que juegan un papel importante en la regulación del tono del músculo liso de las vías aéreas y sobre la liberación de sustancias que actúan constriñendo los pulmones.

La actividad antialérgica del Desmodium no se manifiesta sólo en la contracción del músculo liso en las vías aéreas del sistema respiratorio superior, sino también en la contracción muscular en otras partes del cuerpo.

Esto podría explicar que el Desmodium también se utiliza tradicionalmente para tratar el dolor de espalda y los espasmos musculares.

 
 

Fuente: Journal of Intercultural Ethnopharmacology

No hay comentarios:

Publicar un comentario